Los 5 errores más comunes que cometemos con los perros

Tenemos la fortuna de recibir en nuestra tienda cada día decenas de personas que tienen perros, que aman los perros y/o que interactúan con ellos a diario. Basados en lo que vemos, en sus experiencias y en las nuestras, les listamos a continuación los cinco errores más comunes que cometemos con los perros:

1. Tocarlos sin conocerlos: Este es uno de los errores que más cometemos con los perros que no conocemos. Piensa que, por muy lindo o pequeño que se vea, ese perro es un animal que no conoces y no sabes cómo puede reaccionar. Acércate a él, deja que te huela (porque ellos se conocen con el olfato), pregunta si puedes tocarlo o no y enseña a los niños a hacer lo mismo. Muchos perros sienten invadido su espacio cuando alguien se les acerca de repente y esto suele causar accidentes. Piensa también que todos somos diferentes y hay personas a quienes sencillamente no les gusta que otras personas toquen a sus perros.

2. Elegirlos por cómo se ven y no por cómo son: Para garantizar una vida armoniosa con un perro, en familia y en sociedad, es fundamental que su elección se haga por la manera en que su forma de ser, su carácter y su energía se adaptan y coinciden con nuestro estilo de vida. No todos los perros son para todas las personas y si todos tuviéramos eso claro, se podrían evitar muchos dolores de cabeza, muchos gastos y, en los casos más extremos, muchas situaciones de maltrato y abandono.

3. Pensar que la esterilización es una crueldad: Según César Millán, “los perros no sufren por haber perdido su capacidad de reproducirse. Se reproducen con el único fin de asegurar la supervivencia de su especie. No crían a un cachorro durante dieciocho años. No sueñan con la boda de sus cachorros. No esperan conocer el bienestar de tener nietos cuando sean mayores”. En países como Colombia y por la situación actual de sus perros, la esterilización es una medida de responsabilidad con tu propio perro y con su especie. Quienes pensamos así no nacimos con esta mentalidad, la conseguimos con experiencia, con información y con amor por nuestros perros. Nunca es tarde para tener conciencia y puedes informarte mejor haciendo clic aquí.

4. Pensar que es desagradable que nuestro perro le huela los genitales a otros perros: Con frecuencia escuchamos personas que, cuando está oliendo a otro, le dicen a su perro: “¡No hagas eso!, ¡Cochino!”. Esto se da por desconocimiento, porque, a pesar de que todos crecemos viendo a los perros como unos integrantes más de nuestra sociedad, muy pocos los conocen realmente. Los perros se conocen oliéndose y se huelen esas zonas porque por ahí detectan hormonas y sustancias que los ayudan a conocer y reconocer al otro. Déjalo hacerlo porque de lo contrario le estarías dando el mensaje de que no está bien que se relacione con otros perros y eso no es conveniente para ti ni para él.

5. Mimarlos en exceso cuando están nerviosos: Con esto lo que se consigue normalmente es que él relacione su estado mental inseguro y nervioso, con un evento positivo y, esto mal enfocado lo puede hacer ver que está bien ponerse así. Quédate tranquilo y no te dejes contagiar por sus nervios, demuéstrale que, sea la situación que sea, te tiene tranquilo a ti y, por esa razón, se puede tranquilizar él.

Recuerda que tener un perro implica la responsabilidad de cuidar una vida para siempre. Infórmate mejor, lee, consulta y observa, conocerlos mejor a ellos te ayudará a ser más feliz y a hacerlos más felices a ellos.

Abrir chat
1
Hola, soy Daniela 🐶🐱, ¿en qué puedo ayudarte? (Estoy disponibile de lunes a viernes de 8am a 1pm y de 2pm a 5pm).